Cada clase social tiene su patología - Marcel Proust