Cuanto mayor es la multitud, más insignificante es la persona. - Carl Jung